La rana

La RanaUna palabra destructiva dicha a alguien que se encuentra desanimado puede ser que acabe por destruirlo. Cualquiera puede decir palabras que roben a los demás el espíritu que les lleva a seguir en la lucha en medio de tiempos difíciles. Tengamos cuidado con lo que decimos. Pero sobre todo con lo que escuchamos, no siempre hay que prestar atención, utilicemos sólo lo que es bueno. Hablemos de vida, de alegría, de esperanza, a todos aquellos que se cruzan en nuestro camino. Ese es el poder de las palabras. . . A veces es difícil comprender que una palabra de ánimo pueda hacer tanto bien ¿no te parece?




Información del Powerpoint:

Categoría: Reflexión

Colaborador: sergio

Fecha: 01/12/2016

Tamaño: 1 MB


Descargar


Powerpoints relacionados