Divorcio

Jacobo llama desde Tel Aviv a su hijo Samuel que emigró a Nueva York y le dice: Lamento arruinarte el día, pero tengo que informarte que tu madre y yo nos estamos divorciando, cuarenta y cinco años de sufrimiento es suficiente. Papi, ¿de qué estás hablando? ¡Y justo antes de las fiestas! No podemos soportar seguir viéndonos. Estamos hartos el uno del otro, y estoy cansado del tema, así que es mejor que tú llames a tu hermana Ana en Chicago para contarle.




Información del Powerpoint:

Categoría: Humor

Colaborador: sergio

Fecha: 07/03/2017

Tamaño: 2 MB


Descargar


Powerpoints relacionados